Unitat 31

El nombre. El adjetivo

Contingut exercicis

El nombre o sustantivo es la palabra con que designamos a individuos, grupos, materias, eventos y otras muchas nociones que permiten agruparlos en distintas clases gramaticales

 

En el siguiente texto las palabras marcadas en cursiva son sustantivos. Fíjate que en castellano, como en las demás lenguas romances (catalán, francés, italiano...), la mayoría de estas palabras son variables:

Nadie era más a propósito para dirigir una matanza de cerdos. Salaba los jamones con singular habilidad. El adobo en que se presentaban los lomos antes de freírlos en manteca era sabroso y delicadísimo, y teñía la manteca de un rojo dorado que hechizaba la vista, daba un delicado perfume y despertaba el apetito de la persona más desganada cuando entraba por sus narices y por sus ojos. Sus longanizas, morcillas, morcones y embuchados dejaban muy atrás a lo mejor que en este género se condimenta en Extremadura.

Juan Varela, Juanita la larga.

En el texto vemos que no todos los nombres son iguales: unos son comunes, lo que significa que los aplicamos a todos los seres de la misma especie (cerdos, jamones…), y otros son propios, es decir, se aplican solo a una persona o cosa determinada (Extremadura, por ejemplo).

Pero además de los nombres propios o comunes pueden observarse otras distinciones entre los sustantivos:

 

Por su significación:

  • Masculinos: son los sustantivos propios y comunes de varones o animales machos y los de los oficios, empleos, etc. tradicionalmente llevados a cabo por hombres.

Son masculinos los nombres de ríos y montes.

  • Femeninos: son los sustantivos propios y comunes de mujeres o animales hembras y los de oficios, empleos, etc. tradicionalmente llevados a cabo por mujeres.

Son femeninas las letras del alfabeto.

Son femeninos los nombres de las ciencias, las artes y las profesiones.

Son femeninos los nombres de las figuras gramaticales y las retóricas.

 

Por las terminaciones:

  • Son nombres masculinos los terminados en -e, -i o -í, -o (a excepción de mano), -u o : talle, álcali, rubí, cabello, espíritu, tisú.
  • Son nombres femeninos los terminados en -a (a excepción de día y los de origen griego: problema, anagrama); los terminados en -d, como bondad, pero con bastantes excepciones, como Los terminados en -z como codorniz.

 

Por la formación del plural:

La regla general es que en español el plural se forma añadiendo -s o -es.

  • Añaden -s:

Los sustantivos que terminan en vocal no acentuada: casa/casas.

Todos los sustantivos que terminan en -e acentuada: café/cafés.

  • Añaden -es:

Todos los sustantivos que terminan en vocal acentuada que no sea -e, a excepción de: papá, mamá.

Los sustantivos que acaben en consonante excepto los de más de una sílaba acabados en -s: atril/atriles, mes meses; pero lunes no varía en plural: los lunes.

 

Las voces extranjeras:

Forman el plural siguiendo las normas de la lengua castellana: lord/lores.

 

Los nombres propios:

Cuando el nombre propio ha de ser usado en plural se pluraliza siguiendo las reglas generales de la lengua castellana, excepto los patronímicos acabados en -z: Sánchez, López…, que son invariables.

Es incorrecto decir los Padilla en lugar de los Padillas.

 

Los nombres compuestos:

Forman el plural según la cohesión de sus componentes:

  • El primer elemento; ojo de buey / ojos de buey, casa de campo / casas de campo.
  • Los dos elementos: mediacaña / medias cañas.
  • El último elemento: bocacalle/bocacalles, primogénito/primogénitos.

 

Los sustantivos se pueden clasificar en:

  • Comunes: designan a cualquier ser u objeto sin distinguirlo de otra de su misma clase. Ejemplos: Perro, hombre, casa.
  • Propios: designan a un ser u objeto distinguiéndolos de los de su misma clase. Ejemplos: Boby, Andrés, Casa Blanca.
  • Concretos: designan a seres u objetos que se pueden ver, oír, oler, tocar… Ejemplos: camión, silla.
  • Abstractos: designan ideas, sentimientos. Ejemplos: felicidad, misericordia.
  • Individuales: designan a un solo ser. Ejemplos: árbol, armario.
  • Colectivos: designan en singular a un conjunto de seres. Ejemplos: ejército, rebaño.
  • Contables: designan a seres u objetos que se pueden numerar. Ejemplos: camiseta, anuncio.
  • No contables: designan a entidades que se pueden medir o cuantificar, pero no contar. Ejemplos: sudor, frío.

 

El adjetivo

El adjetivo es la palabra que acompaña al nombre para calificarlo o determinarlo.

En el siguiente texto las palabras marcadas en cursiva son adjetivos:

Melchora es un tipo de mujeres viejas del país vascongado; viste de negro, tiene la nariz puntiaguda y la barba prominente. Está sentada junto a la mesa de pino que hay en el centro del cuanto, Sus dedos, arrugados y secos, hilan de prisa el blanco lino que se apelotona en la rueca, y el huso gira en el extremo de la retorcida hebra en vertiginosas vueltas.

Pío Baroja, La casa de Aizgorri

 

Fíjate que estos adjetivos acompañan al nombre y le otorgan una cualidad: nariz puntiaguda, barba prominente, etc.

 

El adjetivo calificativo

El adjetivo calificativo es una palabra variable que nombra las cualidades o circunstancias de estado, de origen, de pertenencia que se dicen de un sustantivo. Ejemplos: grave, melancólico…

Las funciones de los adjetivos calificativos son:

  • Cuando el adjetivo va junto al nombre formando con él un sintagma nominal (SN) desempeña la función de complemento del nombre (CN):

La Armada española                       blanco lino

  • Cuando separado del sustantivo, desempeña las funciones de atributo (Atrib.) o complemento predicativo (CPred).

La piedra era negra (atributo)               Tocaba desafinando (complemento predicativo)

Debes tener en cuenta que los adjetivos tienen género y número como los sustantivos, pero los adjetivos, a diferencia de los sustantivos, pueden aparecer con la forma neutra del artículo lo. Por ejemplo: lo malo, lo barato.

Los adjetivos toman el género y número de los sustantivos al que se refieren, es decir, existe una concordancia en género y número.

Ejemplo:

La niña pequeña / el niño pequeño.

Las niñas pequeñas / los niños pequeños.

 

Hay diversas clases de adjetivos calificativos:

cast_33

 

El grado del adjetivo calificativo es la expresión gramatical de la intensidad de la propiedad que le designa al sustantivo. Los grados del adjetivo son tres:

  1. Grado positivo: el adjetivo no lleva adverbios, prefijos o sufijos que indiquen intensidad.

Ejemplos: antiguo, difícil, concreto.

  1. Grado comparativo: se contrastan dos cualidades de un mismo ser o el grado en que dos seres poseen la misma cualidad.

Ejemplos: La niña es más estudiosa que su amiga / El edificio era tan alto como el rascacielos.

  1. Grado de superlativo: se le atribuye a un ser la posición de cualidad en su máximo grado.

Ejemplos: La música estaba altísima.

El superlativo se construye:

  • Añadiendo al adjetivo los sufijos: -ísimo, - errímo.

Ejemplos: altísimo, paupérrimo.

  • Anteponiendo al adjetivo el prefijo: super-, ultra-, extra-.

Ejemplos: supermercado, ultraderecha, extrafino.

  • Anteponiendo un adverbio al adjetivo.

Ejemplos:  muy, sumamente, extremadamente.

Muy grave, sumamente difícil, extremadamente fácil.

 

Los adjetivos grande, pequeño, bueno, malo, alto y bajo tienen un comparativo y un superlativo que llamamos sintético, porque no se forman con los medios habituales:

Grado positivo Grado comparativo Grado superlativo
Grande Mayor Máximo
Pequeño Menor Mínimo
Bueno Mejor Óptimo
Malo Peor Pésimo
Alto Superior Supremo
Bajo Inferior Ínfimo
 

Exercici 1

Respon a les següents preguntes per avaluar el que has après.

Exercici 2

Respon a les següents preguntes per avaluar el que has après.

Exercici 3

Respon a les següents preguntes per avaluar el que has après.